Skip to main content

Cada día está más presente el concepto automatización industrial. Este concepto define todos los procesos que tienen como objetivo ayudar a las personas en sus tareas repetitivas y peligrosas, buscando conseguir mejoras en los campos de productividad, seguridad y calidad de producción.

El auge de este concepto se explica gracias a la búsqueda de las empresas de los beneficios de este concepto.

En Brolla somos especialistas en integración de todo tipo de automatismos para las empresas, con soluciones para paletización, ensacado y gestión de palés. Te ofrecemos nuestros servicios para que puedas aumentar tus beneficios y reducir costes mediante nuestras soluciones.

¿Qué es la Automatización Industrial?

La automatización industrial es el conjunto de herramientas y técnicas utilizadas para solucionar tareas repetitivas y peligrosas de forma automática. Esta es una evolución de la mecanización industrial, añadiendo sistemas de control para mejorar en eficiencia y autonomía. El grado de automatización determina como colaboran las personas y las máquinas.

Características de la Automatización Industrial

La automatización industrial se caracteriza por tener una gran precisión y repetitividad, lo que se traduce en una disminución de los errores durante el proceso industrial en cuestión. 

Otra característica importante es el mayor control sobre los procesos industriales. Gracias a distintas herramientas como sistemas de control, tecnologías de la información o autómatas programables, se logra monitorizar y controlar distintas métricas y parámetros.

Además de estas dos características, otra muy importante es la mejora en salud laboral y seguridad. La implementación de automatismos traslada los recursos humanos de un lugar de participación activa a una función de supervisión, alejando los peligros de manipulación de cargas pesadas y de forma repetitiva.

Tipos de Automatización Industrial

Sabiendo lo que es el concepto de automatización industrial y sus características, se pueden clasificar según el nivel de accesibilidad para ser programados y ampliados. Esta clasificación crea los siguientes cuatro tipos de sistemas de automatización industrial:

  • Sistema de Automatización Fija

Este tipo de sistemas se usan para mejorar procesos muy específicos e invariables durante un largo periodo de tiempo. Se caracteriza por ser un sistema económico y efectivo respecto a los otros tipos, pero con el inconveniente que no puede sufrir cambios en la programación. Esta característica es lo que impide los cambios en la aplicación. Para ello, se debe cambiar el sistema.

  • Sistema de Automatización Programable

Este tipo de tecnología se usa principalmente para fabricar productos por lotes. Se trata de un sistema programable y personalizable para adaptarse cada vez a las necesidades de los distintos lotes de productos. Se caracteriza por ser los más rentables a largo plazo, ya que no requiere de un nuevo sistema pese a los cambios productivos. Esto requiere un mayor grado de supervisión e implicación sobre el sistema que la automatización fija.

  • Sistema de Automatización Flexible

Los sistemas de automatización flexibles es una forma más sofisticada de la automatización programable. Este se beneficia de todas las características de la automatización programable, añadiendo automatización al proceso de cambio de producto. Esto permite cambiar de producto durante un proceso productivo sin necesidad de parar para reprogramar.

  • Sistema Integrado de Automatización

Estos sistemas están formados por distintas máquinas, datos y procesos que trabajan sincronizadamente bajo el mando de un único sistema de control. Algunos ejemplos de máquinas, datos o procesos que conforman estos sistemas son los CAD, CAM, robots, cintas transportadoras… En Brolla diseñamos sistemas integrados de automatización que están controlados por un único software modificable y ampliable fácilmente mediante pantallas táctiles.

Beneficios de implementar robots a procesos industriales

La automatización industrial es un método muy importante para alcanzar los beneficios que persigue la industria 4.0, ya que muchos objetivos son los mismos. El principal beneficio y el más buscado es la mejora productiva. Esta mejora se da gracias a una reducción de costes de explotación junto a un aumento de la producción. Otro importante beneficio es el aumento de calidad del producto, ya que reduce los errores humanos y puede alcanzar niveles de precisión mucho más elevados que los alcanzables con solo mano de obra. Estos dos beneficios repercuten directamente en la mejora de la competitividad de las empresas. Los sistemas de automatización industrial permiten, en mayor o menor medida, mejorar la flexibilidad de las empresas al poder cambiar de producto fácil y rápidamente. Además, se pueden conseguir mejoras medioambientales gracias a la reducción del consumo energético y de materias primas.

Ejemplos de aplicación de la automatización industrial:

La automatización industrial se ha convertido en un pilar fundamental en la mejora de procesos en diversas industrias. Aquí se presentan ejemplos más generales que abarcan diferentes sectores:

1. Control de Procesos en Manufactura:

  •    Automatización de líneas de producción para la fabricación eficiente de bienes de consumo.
  •    Sistemas automáticos de control de calidad para garantizar la consistencia y precisión en la producción.

2. Sistemas de Embalaje y Etiquetado:

  •    Equipos automáticos para el empaquetado y etiquetado de productos, agilizando la cadena de suministro.
  •    Robótica aplicada en el manejo de embalajes y paletización.

3. Maquinaria y Herramientas Industriales:

  •    Integración de sistemas automáticos en máquinas industriales para realizar operaciones precisas y repetitivas.
  •    Herramientas automatizadas para el mecanizado de piezas en entornos de fabricación.

4. Sistemas de Alimentación y Manipulación de Materiales:

  •    Transportadores automáticos para el movimiento eficiente de materias primas y productos en las instalaciones.
  •    Sistemas automatizados de carga y descarga en procesos logísticos.

5. Monitorización y Control de Procesos:

  •    Implementación de sistemas SCADA para la supervisión en tiempo real de los procesos industriales.
  •    Sensores y actuadores automatizados para ajustar parámetros operativos según las condiciones del entorno.

6. Soldadura y Ensamblaje:

  •    Robótica industrial en procesos de soldadura para garantizar uniones consistentes y de alta calidad.
  •    Líneas de ensamblaje automatizadas para la fabricación eficiente de productos complejos.

7. Automatización en la Industria Textil:

  •    Sistemas automáticos de tejido y corte en la fabricación de textiles.
  •    Equipos automatizados para la inspección y clasificación de productos textiles.

8. Sistemas de Gestión de Calidad:

  •    Uso de tecnologías automatizadas para la inspección visual y dimensional de productos.
  •    Sistemas automáticos de recolección y análisis de datos para evaluar la calidad del producto.

Estos ejemplos subrayan la versatilidad de la automatización industrial y cómo su aplicación se extiende a una amplia gama de procesos en distintos sectores, proporcionando mejoras significativas en eficiencia, precisión y seguridad.

La automatización industrial permite a las empresas avanzar hacia la cuarta revolución industrial mediante mejoras a todos los niveles. Esta inversión permite reducir costes, mayor producción, mayor control y precisión y disminución de peligros y errores. Si estás buscando mejorar la eficiencia de tu empresa, la implementación de sistemas de automatización industrial podría ser una solución a considerar. Si quieres aplicar estas técnicas, Brolla es especialista en ellas. ¡No dudes en contactarnos!

Deja una respuesta

Pide Información