Skip to main content

En la actualidad, las empresas se enfrentan a un entorno cada vez más competitivo y exigente. Para poder sobrevivir y prosperar, es necesario contar con una cadena de suministro eficiente y eficaz. La trazabilidad es una herramienta fundamental para la gestión de la cadena de suministro, ya que permite realizar un seguimiento preciso de los productos a lo largo de su ciclo de vida.

¿Qué es la trazabilidad?

La trazabilidad se define como la capacidad de rastrear los movimientos de un producto o servicio a lo largo de toda su cadena de suministro. Esto incluye la identificación de los productos, sus orígenes, su ubicación y su historial. 

La trazabilidad de los productos requiere la generación y organización de los datos de la cadena de suministro, y se utiliza para aumentar la visibilidad de la cadena de suministro.

Además, el concepto de trazabilidad puede ser interno o externo. La trazabilidad interna se refiere al seguimiento de los productos dentro de una empresa, mientras que la trazabilidad externa se refiere al seguimiento de los productos a través de toda la cadena de suministro, desde los proveedores hasta los clientes.

Beneficios de la trazabilidad en las cadenas de suministro

La trazabilidad ofrece una serie de beneficios para las empresas, entre los que se incluyen:

  • Mejora la eficiencia: La trazabilidad permite a las empresas identificar rápidamente los productos defectuosos o que no cumplen con los requisitos, lo que puede ayudar a reducir los costes de producción y los residuos.
  • Garantiza la calidad: La trazabilidad permite a las empresas rastrear la calidad de los productos a lo largo de su ciclo de vida, lo que puede ayudar a prevenir problemas de seguridad alimentaria y otros problemas de calidad.
  • Simplifica las auditorías: La trazabilidad facilita las auditorías de seguridad y cumplimiento, ya que proporciona a los auditores una visión completa de la cadena de suministro.
  • Mejora la satisfacción del cliente: Los clientes cada vez están más interesados en saber el origen de los productos que consumen. La trazabilidad puede ayudar a las empresas a satisfacer esta demanda y mejorar la satisfacción del cliente.
  • Establece la visibilidad de las rutas del distribuidor y del canal y mapea la ruta del producto al mercado: La trazabilidad permite a las empresas ver cómo se mueven los productos a través de la cadena de suministro. Esto puede ayudar a las empresas a identificar oportunidades de mejora en la eficiencia y la eficacia.
  • Detecta e identifica las fuentes de desviación de productos e importaciones paralelas: La trazabilidad puede ayudar a las empresas a detectar productos falsificados o robados. Esto puede ayudar a proteger a las empresas de pérdidas financieras y a garantizar que los consumidores reciban productos seguros y auténticos.
  • Crea herramientas para la previsión de la demanda y la planificación del inventario: La trazabilidad puede ayudar a las empresas a recopilar datos sobre los movimientos de los productos. Estos datos se pueden utilizar para mejorar la previsión de la demanda y la planificación del inventario. Esto puede ayudar a las empresas a reducir los costes y mejorar la satisfacción del cliente.
  • Trazabilidad de artículos retirados, productos devueltos y productos dañados y defectuosos: La trazabilidad puede ayudar a las empresas a rastrear los productos que han sido retirados del mercado, devueltos o que están dañados o defectuosos. Esto puede ayudar a las empresas a gestionar estos productos de forma segura y eficiente.
  • Impulsa programas de sostenibilidad: La trazabilidad puede ayudar a las empresas a recopilar datos sobre el impacto medioambiental de sus productos. Estos datos se pueden utilizar para impulsar programas de sostenibilidad, como el reciclaje, el seguimiento de la huella de carbono y la economía circular.
  • Crea confianza con los clientes mediante la comunicación de la procedencia y la sostenibilidad de los productos: La trazabilidad puede ayudar a las empresas a comunicar a los clientes el origen y la sostenibilidad de sus productos. Esto puede ayudar a las empresas a construir relaciones más sólidas con los clientes y a aumentar las ventas.

Tecnologías necesarias para la trazabilidad de los productos

La trazabilidad es un proceso complejo que requiere una combinación de tecnologías y procesos. Las siguientes son algunas de las tecnologías más comunes utilizadas en la trazabilidad de productos:

  • Identificación de productos: Esta es la base de la trazabilidad. Los productos deben identificarse de forma única de forma que se puedan rastrear a lo largo de la cadena de suministro. Las tecnologías de identificación de productos comunes incluyen códigos de barras, códigos QR, RFID y NFC.
  • Seguimiento de productos: Una vez que los productos se han identificado, deben rastrearse a medida que se mueven a lo largo de la cadena de suministro. Las tecnologías de seguimiento de productos comunes incluyen sensores, GPS y cámaras.
  • Almacenamiento de datos: Los datos de trazabilidad deben almacenarse de forma segura y accesible. Las soluciones de almacenamiento de datos comunes incluyen bases de datos, sistemas ERP y plataformas de análisis.

Las empresas pueden elegir las tecnologías y procesos de trazabilidad que mejor se adapten a sus necesidades. Algunos factores que deben considerar incluyen el tipo de producto, la complejidad de la cadena de suministro y los requisitos regulatorios.

Trazabilidad mediante sistemas de gestión de palés y paletización automatizada

Una manera de automatizar tecnologías de trazabilidad es mediante el uso de sistemas de paletización automatizada. En estos, se pueden incluir aplicadores de etiquetas, donde se incluyen datos de la carga, además de código de barras, QR…

Otra buena forma de aplicar esta técnica es mediante sorters de palés. Estos sistemas integran un sistema de recogida de datos que permite añadir datos como peso, medidas, volumen e imagen identificativa al producto. Los datos recogidos se añaden a los datos ya existentes mediante el escaneo de distintos códigos como el de barras, QR, RFID o NFC.

 

La trazabilidad es una herramienta esencial para la gestión de la cadena de suministro. Las empresas que implementan la trazabilidad pueden mejorar su eficiencia, garantizar la calidad de sus productos, simplificar las auditorías y mejorar la satisfacción del cliente.

Deja una respuesta

Pide Información