Skip to main content

La evolución en el mundo de la logística y el transporte avanza a grandes pasos para poder adaptarse a las nuevas exigencias de los clientes. Y, uno de los avances más destacados en el sector es el POD. A continuación, desde Brolla, vamos a explicarte qué es y cuál es su función en la cadena logística. Adelante, ¡sigue leyendo!

¿Qué es el POD?

La palabra POD proviene del inglés Proof of Delivery, lo que traducido al español significa prueba de entrega. Y, como su nombre indica, se trata de un justificante que corrobora que el pedido se entregó de forma correcta, sin ningún tipo de eventualidad y dentro del tiempo establecido.

¿Cómo es un Proof of Delivery?

El POD es un documento, que puede presentarse en formato papel o digital, en el que el cliente debe firmar una vez reciba su paquete.

En él deben aparecer los siguientes datos:

  • Fecha de entrega
  • Hora de entrega
  • Identificación del paquete
  • Peso del paquete
  • Nombre del destinatario
  • Documento identificativo de la persona que recoge el paquete
  • Firma de la persona que recoge el paquete

Aunque el POD siempre se ha utilizado en formato papel, los avances han permitido que muchas empresas puedan utilizarlo en versiones digitales e incluso a través de tablets o móviles.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar el POD?

El documento Proof of Delivery aporta muchas ventajas a la empresa que los utiliza, entre ellas, las siguientes:

  • Mejor satisfacción por parte del cliente
  • Posibilidad de hacer un seguimiento del pedido en tiempo real
  • Garantía de entrega
  • Recopilación de datos con los que poder llevar a cabo estadísticas que ayuden a mejorar la distribución
  • Permite que el usuario pueda modificar la fecha de entrega o la hora designada
  • Aumenta la comunicación entre la empresa, el distribuidor y el cliente final
  • Ayuda a aumentar la confianza y la transparencia entre el proveedor y el cliente
  • Mejora la resolución de posibles disputas relacionadas con pedidos no entregados o perdidos
  • Fomenta la optimización de procesos, puesto que el POD actualiza, cuando se trata del formato digital, el proceso del envío en tiempo real.
  • Permite que la empresa pueda mejorar sus tiempos de entrega, la optimización de las rutas o cualquier otro problema recurrente gracias a la información que proporciona el POD
  • Reducción de procesos administrativos, por lo que se optimiza el tiempo de los empleados y se agilizan los trámites
  • En el caso de una disputa legal, la empresa o el distribuidor pueden garantizar que la entrega se ha llevado a cabo.

Te recomendamos este artículo: Centros de distribución: Nodos estratégicos en la cadena logística para una entrega ágil

El Proof of Delivery se ha convertido en un gran aliado del sector de distribución que proporciona seguridad al cliente, a la empresa y al propio distribuidor. Aplicarlo en la gestión de los pedidos es fácil y rápido y los beneficios que aportan son realmente interesantes y a tener en cuenta.

Así que, si todavía no lo haces, te animamos a que lo pongas en práctica en tu empresa para optimizar todos los procesos de entrega. 

Deja una respuesta

Pide Información