Skip to main content

En el mundo de la logística, la precisión y la eficiencia son pilares fundamentales para el éxito operativo. En este contexto, el Puesto de Inspección de Entrada (PIE) emerge como un componente vital, asegurando que cada palet que ingresa a la cadena de suministro cumpla con los estándares de calidad y seguridad necesarios para su posterior manejo. 

En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre el Puesto de Inspección de Entrada, qué es, cómo funciona y sus diversas aplicaciones. 

¿Qué es el PIE?

Los puestos de inspección de entrada (PIE de ahora en adelante) son sistemas de control de calidad de palets. Estos sistemas se sitúan al principio de un sistema de transportadores y funcionan como un control de gálibo.

En estos, se controla las medidas y el peso. El control de estos parámetros es indispensable para poder garantizar que la mercancía es apta para poder circular la instalación sin dañar la instalación o la propia mercancía. Por lo tanto, es un elemento de seguridad para la posterior actividad.

Puesto de inspección de entrada “Cañon” de BROLLA

¿Cómo funciona un PIE?

Un puesto de inspección de entrada cuenta con distintos subsistemas que se encargan de controlar todos los parámetros. Estos son:

  • Control volumétrico: En este, se controla las medidas del palet mediante el uso de sensores láser. Este se puede hacer en estático o en movimiento. Este tipo de sistemas debe poder medir objetos de pequeñas y grandes dimensiones, regulares e irregulares.
  • Control de peso: Mediante el uso de células de carga, se determina el peso de la carga.
  • Control de palets: En este sistema de control, se controla el estado del palet mediante el control de patines y huecos. Se busca garantizar la buena forma del palet, para que pueda aguantar el peso.
  • Control multimedia: Se usa una cámara para tomar una foto identificativa, que puede ayudar a identificar el palet y controlar el estado, mediante inspección visual, en el momento que pasa por el PIE.
  • Control de código de barras: A la entrada se sitúa un lector de código de barras, el cual identifica el palet. Estos tiene dos funciones, verificar que la mercancía sea la correcta e identificar el palet al cual se le añadirán los datos tomados en el control de volumen, peso y visual.

El funcionamiento del sistema es simple. El palet entra al sistema mediante un transportador especialmente diseñado para facilitar la entrada del palet. En este se lleva a cabo la lectura del código de barras. La primera función es la de alineación de la carga, para poder medirla correctamente. La siguiente función es la de pesaje, que se puede dar simultáneamente a la alineación o al control volumétrico. Después o durante el pesaje, se lleva a cabo el control de gálibo donde se mide altura, anchura y longitud.

Una vez ya se ha llevado a cabo la medición de peso y volumen, se controla el estado del palet mediante el sistema de control de huecos y patines. Durante el transcurso de estos sistemas, además se ha tomado la fotografía identificativa. Todos estos datos se envían a un sistema centralizado, los cuales se añaden a la ficha del producto y determinan su destino. Finalmente, el palet sale del puesto de inspección de entrada en dirección a la siguiente actividad.

Aplicaciones del Puesto de Inspección de Entrada

Los puestos de inspección de entrada se pueden usar en un amplio rango de industrias y sectores distintos debido a la importancia de medir y pesar los palets. Las principales aplicaciones son las siguientes:

  • Almacenes automatizados: En los almacenes automatizados es indispensable garantizar que los palets no excedan las medidas o peso máximo para poder almacenarlos en estanterías automatizadas. Además, los palets deben estar en buen estado para poder circular por el sistema de transportadores.
  • Centros de distribución: Los puestos de inspección de entrada consisten fundamentalmente en sistemas de dimensionamiento de palés. Estos son muy útiles en centros de distribución para garantizar que la carga no exceda los límites del sistema de transporte (camión, contenedor…) o para comprobar que la carga y volumen por el cliente es la correcta, y corregir el albarán en caso de que sea incorrecto.

También te puede interesar este artículo: La importancia de una gestión eficiente en la cadena de suministro

En todas las aplicaciones, el puesto de inspección de entrada se puede conectar a sistema de mayor magnitud para poder compartir datos, gracias a la lectura del código de barras.

En conclusión, un puesto de inspección de entrada es indispensable para el buen funcionamiento de un sistema de almacenaje automatizado o un centro de distribución, ya que funciona como un sistema de control y seguridad. Si estás buscando utilizar uno de estos sistemas, BROLLA tiene un modelo de puesto de inspección de entrada propio, el Cañón. Este sistema cumple con todos los requisitos del mismo, además de muchas más funciones. No dudes en contactar con BROLLA para más información.

Àlex Rossell
Últimas entradas de Àlex Rossell (ver todo)

Deja una respuesta

Pide Información