Skip to main content

Cada día está más presente la robótica industrial en todos los niveles de la industria. El principal motivo de las empresas para sumergirse en el mundo de los robots industriales es el mismo motivo que la automatización: conseguir la máxima productividad, seguridad y competitividad de su empresa.

Los robots de uso industrial automatizan tareas repetitivas, minimizan cualitativa y cuantitativamente los errores y aligeran la carga de los trabajadores.

En Brolla, como especialistas en paletización, ensacado y gestión de palés, te ofrecemos nuestros servicios para que puedas aumentar tus beneficios y reducir costes mediante robots de paletización.

¿Qué es la robótica industrial?

La robótica industrial se puede definir como la automatización de procesos industriales mediante máquinas programables. Estas máquinas suelen estar formadas por un sistema de brazos articulados, formando un robot.

Estos son capaces de realizar tareas de forma rápida, precisa, segura y continuada; convirtiéndolos en una solución perfecta en tareas repetitivas y peligrosas.

Un robot industrial no solo es los brazos articulados que lo forman, también incluye un sistema de sensores, actuadores y controladores que permiten ejecutar funciones mediante su programación. Además, se le añade un “End Effector” en el extremo de las articulaciones que permite realizar las funciones deseadas.

¿Qué tipos de robots industriales existen?

Los robots industriales se clasifican según el tipo de brazos articulados utilizados. Cada brazo articulado se une mediante articulaciones, creando los ejes de movimiento de un robot.

Así pues, el número de ejes del robot y el tipo de brazo determina los distintos tipos de robots industriales. A continuación, están ordenados de menor a mayor grados de libertad de movimiento posible:

  • Robot cartesiano

Un robot rectangular o cartesiano está formado por 3 brazos de traslación que se mueven en un sistema de coordenadas X, Y y Z, lo que le da nombre. Este es el robot de funcionamiento más sencillo, ya que solo implica movimientos de traslación.

Es el más adecuado para aplicaciones que solo requieran traslación de la carga, sin rotación, además de tener los movimientos más precisos. Algunas de sus aplicaciones más conocidas son los puentes grúa o los paletizadores cartesianos, en los que en Brolla tenemos una amplia experiencia.

  • Robot cilíndrico

El robot cilíndrico debe su nombre a su rango de movimiento cilíndrico. Este tiene un eje de rotación que es la base, el cual da el ángulo, y dos ejes de traslación en sus articulaciones prismáticas, que dan la altura y el radio. Se aplica principalmente en zonas de trabajo reducidas, en líneas de ensamblaje y manipulación de máquinas.

  • Robot esférico

Un robot esférico, también conocido como robot polar, tiene un movimiento de traslación y dos de rotación. Los movimientos de rotación dan un área de trabajo esférica, mientras la traslación da el radio. Esto permite utilizar el sistema de coordenadas polares tridimensionales r, θ y φ. Suelen utilizarse en aplicaciones de soldadura.

  • SCARA (Selection Compliance Assembly Robot Arm)

El robot SCARA es conocido por su área de trabajo horizontal. Está formado por dos ejes de revolución normales al plano horizontal, y un eje de traslación para el End Effector. Destaca por ser compacto, rápido en sus movimientos e ideal en aplicaciones donde los puntos de trabajo estén en un mismo plano o con diferencia de altura mínima. Sus aplicaciones más destacadas son el ensamblaje, aplicaciones alimentarias y biomédicas.

  • Robot delta

Un robot delta, también llamado robot paralelo, posee tres o más brazos conectados a una misma base, montado justo encima del sitio de trabajo. Estos brazos, articulados cada uno en un punto, crean una área de trabajo en forma de cúpula. Este tipo de robot proporciona una gran velocidad y precisión en aplicaciones de “Pick & Place” en industrias tales como la alimentaria, la farmacéutica o la electrónica.

  • Robot antropomorfo

El robot antropomorfo, o de brazo articulado, tiene distintos brazos articulados entre sí. Estos son variables, según el número de brazos y de articulaciones rotatorias, determina el número de ejes. Normalmente, suelen ser 4 o 6 ejes, ambas con una área de trabajo esférica. Al final del último brazo articulado está equipado con un End Effector para realizar la tarea. Esta variabilidad en la cantidad de ejes permite a los robots antropomorfos industriales ser aplicados en procesos de ensamblaje, soldadura, paletización… 

Beneficios de implementar robots a procesos industriales

Cada vez están más presentes los robots industriales en el sector de fabricación. Este crecimiento se debe, entre otras, a una mejora en producción, gracias a la mejora en velocidad, capacidad de carga y disminución de errores de estos. Además, mejora en materia de salud laboral al hacerse cargo de trabajos repetitivos y forzosos. 

Por otra banda, puede mantener esta precisión y repetitividad sin necesidad de paradas, permitiendo mantener un muy buen nivel de calidad de forma constante sin errores.

Estos beneficios suponen un rápido retorno de la inversión hecha en la implementación de este tipo de sistemas.

Los robots industriales permiten a las empresas avanzar hacia la cuarta revolución industrial mediante mejoras a todos los niveles. Esta inversión permite reducir costes, mayor producción, mayor control, disminución de peligros y de errores. Si estás buscando mejorar la eficiencia de tu empresa, la implementación de un robot industrial para la automatización de procesos podría ser una solución a considerar. Si quieres aplicar esta técnica, Brolla es especialista en ella, no dudes en contactarnos.

Deja una respuesta

Pide Información