Skip to main content

Cada día están más bien considerados los cobots por las empresas para automatizar procesos. Sin embargo, aún hay mucha gente que se pregunta qué es un robot colaborativo o cobot.

¿Qué es un cobot o robot colaborativo?

Los robots colaborativos son un tipo de robot diseñado y programado para trabajar de forma colaborativa con los humanos. Consisten en un brazo robótico programado con sensores diseñados para llevar a cabo tareas repetitivas y de alto riesgo para los operarios. Los cobots, al igual que cualquier tipo de brazo robótico automatizado, son actores muy importantes en la industria 4.0, puesto que estos permiten integrar tecnologías como IOT o IA.

Características principales de los cobots

Los cobots están en constante desarrollo debido a su gran potencial y cada día tiene más factores diferenciales que lo distinguen de otras alternativas de automatización. Las principales características son:

Colaborativos

La principal diferencia respecto a los robots industriales es que pueden trabajar colaborativamente con un operario sin ser un riesgo para el operario. Esto se hace mediante sensores y cámaras que analizan constantemente su entorno para evitar golpear obstáculos.

Simplicidad

Otra característica a destacar es su diseño simple, compacto y ligero; permitiendo su integración en cualquier espacio, dándole mucha flexibilidad. Todo esto también simplifica su instalación.

Programación simple

Los cobots se pueden programar previamente, como los robots industriales, además de poder programarse en tiempo real de forma muy sencilla sin necesidad de estar cualificado.

Económicos

Los robots colaborativos son menos costosos que los robots industriales convencionales, reduciendo así su tiempo de amortización.

Aplicaciones de los cobots en cadenas de producción

Los cobots consisten fundamentalmente en brazos robóticos y, por lo tanto, se pueden implementar en cualquier aplicación donde se puede introducir un robot industrial colaborativo. Entre estas tareas se encuentran las tareas repetitivas, donde los robots colaborativos son ideales, ya que tienen una repetibilidad de +/- 0,03mm. Las tareas que implican riesgos físicos son también buenos candidatos para esta técnica, puesto que puedan suponer riesgos posturales.

Además de las aplicaciones más comunes de los robots industriales, los cobots son especialmente adecuados para trabajar cerca de operarios, puesto que no suponen un riesgo significativo y requieren mucho menos espacio, permitiendo la colaboración entre ellos.

Todas estas aplicaciones tienen ciertos matices, pues los cobots tienen limitaciones en cuanto a productividad y capacidad de carga. Este tipo de robots tienen producciones mucho más bajas que los robots industriales, ya que, por razones de seguridad, deben trasladarse a velocidades mucho menores.

Robots colaborativos en paletización

Una aplicación específica de los cobots es la paletización. Esta aplicación está muy extendida, ya que sus características lo hacen una solución muy válida para llevar a cabo el paletizado. Tiene algunas características muy parecidas a los robots industriales para la paletización, añadiendo algunas ventajas.

Al igual que los robots industriales tradicionales, tiene una mayor productividad que la paletización manual, con mejor calidad gracias a su alto grado de precisión. Esto reduce el riesgo de desprendimiento de carga.

Además, los robots colaborativos son fácilmente trasladables e instalables gracias a su diseño ligero y compacto, lo que los hace ideales para poder trasladarlos por una cadena de producción. Además, su programabilidad en tiempo real permite realizar ajustes del mosaico de forma rápida desde la pantalla, sin necesidad de tener conocimientos avanzados de programación.

Sin embargo, la productividad y capacidad de carga es baja respecto a robots industriales, lo que supone una limitación para grandes cadenas de producción y productos pesados. Para este tipo de tareas, como pueda ser el paletizado de sacos o cajas pesadas, o altas producciones, se recomienda recurrir a otro tipo de paletizadores, como los robots paletizadores o los paletizadores por capas.

Los robots colaborativos permiten a las empresas con bajas producciones avanzar hacia la cuarta revolución industrial mediante mejoras a todos los niveles. Todas estas ventajas se pueden conseguir mediante una inversión baja, pudiendo recuperar rápidamente la inversión.

Si tu cadena de producción requiere de una gran productividad y los robots colaborativos no se adaptan a tu situación, los robots paletizadores industriales pueden ser una buena alternativa. Si este es tu caso, Brolla es especialista en la implementación de muchos tipos de paletizadores, no dudes en contactarnos.

Àlex Rossell
Últimas entradas de Àlex Rossell (ver todo)

Deja una respuesta

Pide Información